pagina en construccion

por favor dejennos sus comentarios y sugerencias

lunes, 30 de junio de 2008

los zipas

Meicuchuca: (1450-1470) Primer Zipa de Bacatá, fue uno de los primeros que se tiene conocimiento a nivel histórico. Muy mencionado en leyendas por sus amorios con hermosas mujeres que no eran de su linaje, y el cual olvidaba con cierta frecuencia a sus esposas

Saguamanchica (†. En cercanías de la actual Chocontá, 1490) Se caracterizó por ser un guerrero valiente en sus campañas victoriosas contra las tribus enemigas de los muiscas (sobre todo los Panches). En un principio, fue el protegido del Zaque Michuá, se volvió en contra de éste al invadir las tierras del cacique de Ubaque, lo cual desató una guerra que los llevó a la muerte y que posteriormente los guerreros del Zipa ganaron.

Nemequene (en chibcha Hueso de león, † 1514): Sobrino de Saguamanchica, ascendió al trono después de la muerte de éste y mantuvo la guerra contra las tropas del nuevo Zaque de Hunza, Quemuenchatocha (del cual fue vencido y muerto por aquel) y al tiempo tuvo que reprimir las rebeliones de los caciques de Ubaté, Zipaquirá, Guatavita y Ubaque (al que en este último le perdonó la vida) y siempre con la ayuda de su sobrino y general Tisquesusa, lo cual logró estabilizar el territorio imperial muisca.Durante su gobierno, reunió las disposiciones que regulaban la legislación muisca en tiempos anteriores formando el célebre código que lleva su nombre y que rigió hasta los primeros años de la colonia española en la región de Bogotá.

Tisquesusa: († 1537 Facatativá).
Continuó la guerra contra el Zaque Quemuenchatocha hasta que se logró un pacto de paz gracias a la intermediación del sacerdote Sugamuxi, del cual quedó muy favorecido con tesoros y alhajas. Posteriormente, guerreó contra las tribus de los Panches, arrebatándoles el poblado de la actual Fusagasugá. Sorprendido inesperadamente por la llegada de los conquistadores españoles, enfrentó a Gonzalo Jiménez de Quesada primero en Zipaquirá y despues en una rivera del rio Bogotá siendo derrotado en ambas por la superior tecnología europea y por la caballería; se declaro impotente para enfrentar a los invasores y huyó. Pero fue localizado en lo que hoy es el parque de las piedras del tunjo en las cercanías de Facatativá y muerto por una flecha disparada por el caporal de ballesteros de las tropas de Jiménez de Quesada, Alonso Dominguez según manifesto sin reconocerle.

Sagipa o Zaquezazipa (murió en agosto de 1538): quinto y último Zipa de Bacatá, sucesor de Tisquesusa, aunque fue considerado como usurpador del trono, ya que los sucesores legítimos eran Cuxinimpaba (Quixinampaba) y Cucinimegua, sobrinos del Zipa. Por lo tanto no fue reconocido como tal por su familia y por algunos caciques.Inicialmente era un capitán del ejercito de Nemequene con quien participó en varias batallas incluida la que le costó la vida a este ultimo en Chocontá, y donde Sagipa cubrió la retirada de las tropas del Zipa. En 1537 llegaron los conquistadores europeos comandados por Gonzalo Jiménez de Quesada, que derrotaron y dieron muerte a Tisquesusa, razón por la que fue coronado zipa por sus tropas en algún lugar clandestino; de inmediato inició hostilidades contra los españoles obligandolos a tener por centro de operaciones el poblado de Bosa por que estaba rodeado por praderas planas y abiertas que facilitaban el uso de la caballería. En ese año los Panches, incursionaron por Zipacón destruyendo las huertas de producción de alimentos y secuestrando algunas mujeres, razón por la que cambió de estrategia y se sometió en Bosa al conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada. Participó con los españoles en la Batalla de Tocarema contra los Panches. Pero poco después, los recién llegados invasores ibéricos se volvieron en su contra y le exigieron que revelara la localización del tesoro del Zipa.Posteriormente fue llevado preso a Bosa ante la presencia del adelantado Gonzalo Jiménez de Quesada y encerrado en una casa con grillos y cadenas, continuamente torturado. Por su libertad Quesada pidió que los indios le llenaran una pieza con artículos de oro, para lo cual les dió un plazo de 40 días.Después de vencido el plazo, Jiménez de Quesada visitó el cuarto que esperaba encontrar lleno de oro y al encontrarlo vacío entro en furia, y ordenó su ejecución en la plaza principal de Bosa, no sin antes llevar a cabo un juicio donde nombró defensor del Zipa a su hermano Hernán Pérez de Quesada, y donde Sagipa alegó ya haber entregado todos los tesoros. Con todo lo que sufrió, supo que ya el reinado de los zipas llegaría a su fin con su muerte pocos días antes de la fundación de Santa Fé de Bogotá

1 comentario:

Mariela Villa dijo...

Gracias por su investigación. Nos parecemos en la plantilla pero sobre todo en la intención de dar a conocer la riqueza patrimonial cultural de Colombia.